Categorías

Most Popular

Operador holístico: lo que hace, y cómo convertirse

[ 👤 Enviado por: Asian Wellness ]


¿Quién es el operador holístico? ¿Qué es lo que hace? ¿Qué hace un operador de bienestar? ¿De qué temas se ocupa? ¿Qué habilidades necesitas tener para convertirte en un practicante holístico y cómo te conviertes en uno? ¿Hay algún curso para convertirse en un profesional del bienestar holístico?

Vamos a averiguarlo juntos en este artículo en profundidad

Los exigentes ritmos a los que a menudo nos sometemos en la vida cotidiana, hacen que nuestro cuerpo tenga que enfrentarse a tensiones físicas y mentales especialmente importantes, cuyas repercusiones pueden manifestarse más allá del nivel de soportabilidad del cuerpo y de la mente, lo que conduce a posibles molestias o dolores a los que hay que enfrentarse. Por lo tanto, este estilo de vida, ahora muy extendido, requiere de contramedidas adecuadas para construir barreras defensivas adecuadas en nuestro cuerpo para preservar nuestro bienestar.

Sin duda habrán notado cómo en los últimos años hemos encontrado un uso generalizado de algunas disciplinas, como el yoga, el pilates, el tai-chi, antes limitado a un pequeño círculo de entusiastas y entusiastas del género, pero ahora ampliamente conocido incluso por los jóvenes.

La difusión de estas disciplinas es, de hecho, la prueba de fuego de un estado mental general en el que las personas buscan a menudo actividades para realizar en el tiempo libre y que pueden mejorar no sólo el bienestar físico sino también el mental, liberándose así del estrés y las preocupaciones acumuladas en el entorno laboral o familiar.

Esta larga premisa de introducir la figura del operador holístico, es decir, una figura, a menudo también denominada operador de bienestar, que basa su actividad en técnicas no médicas y no estéticas para restablecer el equilibrio psicofísico del sujeto, aumenta esencialmente su bienestar general.

Ahora abordaremos los principales aspectos de esta figura profesional en rápida expansión.


¿Cuáles son las piedras angulares de la visión holística?

Para entender cuáles son las piedras angulares de la visión holística, es necesario dar un paso atrás y, por lo tanto, comenzar desde la etimología de la palabra holismo. Se deriva de hecho del griego ὅλος hòlos, que significa «total» «global», y por lo tanto identifica una filosofía de pensamiento según la cual las propiedades de un sistema no pueden explicarse exclusivamente analizando los componentes individuales, sino como un sistema constituido por la suma de las partes individuales cuya contribución global va mucho más allá de la simple suma de las partes.

La visión holística, en la base del operador holístico, se basa por lo tanto precisamente en este concepto, transportándolo en lo que probablemente sea la máquina más cercana a la perfección que jamás se haya creado: el organismo humano. Presta atención a cómo no es casualidad que se haya utilizado el término «organismo» y no «cuerpo», sólo para subrayar que tanto el aspecto psicológico como el físico están plenamente dentro del foco de la visión holística. Para comprender mejor cómo el ser humano debe ser considerado como un sistema complejo, trata de compararlo con el mecanismo del reloj, por ejemplo, sólo puede funcionar perfectamente si cada componente está bien aceitado, funciona correctamente y de manera coordinada con los demás componentes.

Basta con que incluso un pequeño componente, aparentemente insignificante, como un pequeño tornillo, esté ligeramente suelto o dañado, para que se sienten los efectos de este problema en todo el mecanismo, llegando incluso a afectar el funcionamiento total.

Operador holistico: lo que hace, lo que hace y como convertirse


¿Cómo convertirse en un operador holístico?

Aunque, como ya se ha mencionado, la figura del operador holístico ha encontrado recientemente una difusión creciente, hoy en día suele ser una actividad realizada por personas que tienen otro trabajo principal y que, quizás guiadas por la pasión por las disciplinas de bienestar, han emprendido un curso de formación en técnicas holísticas. Sin embargo, cada vez hay más personas que hacen de la actividad de operador holístico la principal profesión se ofrece para colaborar con asociaciones, centros de bienestar, asociaciones deportivas o similares.

El camino para formarte en esta figura profesional puedes contar ahora con una importante propuesta formativa que abarca desde las diversas disciplinas que están en la base de la visión holística, como la medicina tradicional china, las flores de Bach, la posturología emocional, así como diversas técnicas de masajes holísticos, desde el clásico amasado y fricción, hasta las de ventosas conocidas en la medicina oriental o el masaje Shiatsu.


¿Qué habilidades y destrezas necesitas tener para ser un operador holístico?

Pasemos ahora a una descripción general de las características que deben tener quienes pretenden realizar la actividad de operador holístico. Si en unas pocas líneas vamos a ver las técnicas a dominar, en la totalidad o en parte, no puedes dejar de considerar como requisito previo una actitud de escucha hacia el paciente a tratar y una empatía general.

La empatía, del griego en-pathos «sentir dentro», consiste en reconocer las emociones de los demás como si fueran las propias entrando en la realidad de los demás para comprender tus puntos de vista, pensamientos, sentimientos y emociones.

Este aspecto es de fundamental importancia porque la aplicación de las disciplinas holísticas es un trabajo de pareja que se realiza con el paciente, manteniendo una relación constante con él para comprender los efectos de las técnicas implementadas y cómo remodelarlas de acuerdo a las necesidades.

Llegando entonces al aspecto de los conocimientos necesarios, es natural empezar por las técnicas de masaje, específicamente no pertenecientes al sector estético o médico-deportivo, y luego considerar los remedios vibracionales como las flores de Bach, las técnicas energéticas como la pranoterapia o el reiki, las técnicas de movimiento holístico como el yoga o el QiGong.

Por último, no olvidemos que también será necesario tener conocimientos sobre los estilos de vida correctos a mantener, sin los cuales la eficacia de todas las técnicas descritas anteriormente se vería comprometida, por lo tanto, el aspecto de una dieta sana y equilibrada y una actividad física adecuada.

Si bien este panorama de conocimiento parece muy amplio, es cierto que el practicante holístico individual podrá especializarse sólo en algunas de estas técnicas para desarrollar un conocimiento profundo de las mismas y, cuando sea necesario, colaborar con otros profesionales especializados en otras técnicas. En el mundo de las disciplinas holísticas, así como en cualquier campo profesional, desconfía siempre de los «todoterreno».

Operador holístico: lo que hace, lo que hace y cómo convertirse


¿Qué técnicas de masaje debe aprender un practicante holístico?

El masaje integral holístico se basa en conocimientos y principios que provienen de la antigüedad y, en particular, de China: según la medicina tradicional china, los canales de energía fluyen dentro de nuestro cuerpo, llamados meridianos de energía, similares en todos los sentidos a los vasos y arterias.

Estos flujos de energía, aunque no son directamente perceptibles a nivel sensorial, involucran directamente a los diversos órganos de nuestro cuerpo y, de hecho, los doce meridianos principales, también llamados meridianos reguladores, toman el nombre de meridiano del pulmón, corazón, hígado… y así sucesivamente para varios otros órganos. Además de los 12 meridianos principales, hay ocho meridianos extraordinarios que desempeñan el papel de tanques de almacenamiento de energía.

Actuando sobre los meridianos de energía, el objetivo del masajista será, por lo tanto, calmar y reducir el estrés en el paciente. A partir de una inevitable personalización de la intervención según las características del paciente, el masajista combinará un conjunto de técnicas de manipulación más o menos enérgicas para actuar sobre el cuerpo.

La sensibilidad del masajista será fundamental ya que el masaje holístico se basa en la comunicación sensible por el tacto: desde el primer contacto con la piel del paciente, un masajista entrenado será capaz de percibir toda una serie de respuestas fisiológicas que el cuerpo transmitirá, involucrando la piel, los receptores sensoriales y nerviosos, el tejido muscular, la circulación sanguínea y así sucesivamente.

El tacto es sin duda una de las técnicas más utilizadas, moviendo suavemente las manos para tocar la piel del paciente, empezando por las zonas periféricas como las piernas y los pies y luego procediendo con fricciones destinadas a mejorar la circulación sanguínea. Manteniendo la atención siempre en las reacciones del cuerpo del paciente también se pueden hacer los llamados movimientos de amasado.

Las extremidades superiores también serán interesantes mediante un masaje holístico de cuerpo entero, por ejemplo, mediante pequeñas percusiones realizadas con los dedos para la relajación general de los músculos, lo que es particularmente importante para los hombros y el cuello. Por último, aunque los masajes suelen dedicar al cuerpo del paciente, no hay que olvidar la estimulación y el tratamiento de la cara, en la que se realizarán suaves caricias para dar agradables sensaciones de relajación.


¿Cuánto tiempo se necesita para convertirse en un operador holístico profesional?

Reafirmando lo que ya se ha expresado anteriormente sobre la posibilidad de adquirir capacitación sólo en algunas de las técnicas descritas anteriormente, el camino de la capacitación para convertirte en un operador profesional holístico comienza necesariamente con la capacitación.

Las propuestas a este respecto, en los últimos tiempos, no dejan de aumentar y no siempre es fácil encontrar el camino adecuado para tus necesidades, por ejemplo, en cuanto a la duración y el tiempo necesario, para ser evaluadas en compatibilidad con la posible profesión que se está desempeñando. Por lo tanto, es fácil entender cómo la elección del camino a seguir debe ser también una actividad cuidadosamente planificada.  De hecho, para la misma duración de un curso de capacitación, supongamos por ejemplo 300 horas, el compromiso requerido variará según la duración máxima otorgada por el proveedor para completar el curso.

A este respecto, hay numerosas propuestas que también aprovechan la enseñanza a distancia (en línea), lo que permite seguir las lecciones con mayor flexibilidad en cuanto a los horarios. Además de la formación inicial, de tipo más generalista, habrá una formación más específica sobre las técnicas que se estudiarán en profundidad.

Por último, la parte teórica de la formación tendrá que ir inevitablemente seguida de una pasantía que permita poner en práctica los conocimientos adquiridos para luego avanzar de forma independiente por este fascinante camino.

En conjunto, un curso de formación requerirá al menos 300, 400 horas de formación, que pueden realizarse con diversas fórmulas (on-line, fórmula de fin de semana, intensivo, …), con un compromiso de al menos un año para lograr una buena preparación inicial.

3.7/5 - (3 votos)

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.*

    trece + 17 =

    ¡Bienvenid@! Portal Bienestar utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario.
    Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies