Categorías

Most Popular

Aumenta increíblemente tu actividad física diaria con estos sencillos 7 consejos

consejos actividad fisica

¿Cómo puedes aumentar su actividad física diaria?

La actividad física se define como un movimiento corporal realizado por los músculos que resulta en un gasto de energía. Es importante no confundir la actividad física con el deporte. El deporte se refiere a los ejercicios físicos que están sujetos a reglas precisas y que pueden practicarse individualmente o en equipo y pueden conducir a una competición.


¿Pero, a que llamamos actividad física?

La actividad física es cualquier movimiento producido por los músculos esqueléticos, responsable del aumento del gasto de energía. La inactividad física (falta de actividad física) se considera el cuarto factor de riesgo de muerte en todo el mundo (6%).

Es simple y se diferencia del deporte: es la realización de movimientos del cuerpo y sus miembros a través de la contracción de los músculos.

La actividad física aumenta el gasto energético, es decir, el número de calorías gastadas por unidad de tiempo.

La actividad física no requiere una hazaña deportiva: caminar más de 30 minutos al día se considera una verdadera actividad física que beneficiará a la salud.


Aumenta increíblemente tu actividad física diaria con estos sencillo 7 consejos:

1) Coge las escaleras en lugar del ascensor o las escaleras mecánicas. Con subir un piso ya ganas mucho.
2) No dudes en caminar a buen ritmo en distancias cortas o en moverte en bicicleta.
3) Baja del metro o del autobús una estación antes o después para terminar el viaje a pie.
4) Vete a comprar el pan o el periódico a pie en lugar de ir en coche.
5) Encuentra un aparcamiento más lejos del destino y camina el resto del camino.
6) ¡Construye o haz cosas, cultiva y cuida plantas, mantén las cosas, muévete!
7) En el trabajo, aprovecha tu pausa para almorzar para ir a caminar y tomar un poco de aire fresco.


¿Qué actividad física debo hacer?

Los médicos recomiendan 30 minutos de actividad física diaria por día. El objetivo es movilizar tu cuerpo para preservar tu salud. Las actividades sedentarias deben limitarse (televisión, ordenador, videojuegos…) porque a menudo van acompañadas de aperitivos.

La actividad física no sólo es una forma muy eficaz de perder peso y mantener una figura delgada y tonificada. Además de una dieta sana y equilibrada, también es un gran aliado para su sistema inmunológico y el bienestar general. La práctica intensiva o regular de un deporte contribuye a la prevención de muchas enfermedades crónicas, mentales y/o relacionadas con la edad.

Para empezar, es una buena idea revisar lo que significa ser activo físicamente, y si algunos deportes son más adecuados que otros. Cuando se trata de elegir una actividad, hay muchas opciones.

Sin embargo, es importante señalar que, a menos que existan contraindicaciones relacionadas con su condición física (embarazo, discapacidad específica, trastornos particulares), todos los deportes son beneficiosos para su cuerpo: trote, natación, entrenamiento con pesas, deportes de equipo, aeróbicos en casa, etc. Depende de ti decidir según sus preferencias. Lo importante es dedicarle por lo menos 30 minutos todos los días, y que esta actividad se adapte a su edad y capacidad física, de lo contrario no generará más que frustración.

Una de las actividades deportivas más populares es caminar. No sólo encaja perfectamente en sus actividades diarias, sino que también es extremadamente fácil de hacer, ya que no requiere ningún equipo. El entrenamiento con pesas es también una actividad muy efectiva para mantener la masa muscular, y por lo tanto una figura perfecta. De hecho, es importante saber que el daño del tiempo es considerable; a partir de los 30 años, perdemos en promedio el 0,5% de nuestra masa muscular por año. El deporte actúa aquí como un verdadero elixir de la juventud, ayudando a regenerar el tejido óseo, muscular y nervioso.

Sea cual sea la actividad elegida, ya sea musculación, carrera o cualquier otra actividad, comience lentamente, para aumentar gradualmente la intensidad a lo largo de las sesiones; respete las señales de su cuerpo, y sepa cómo detenerse cuando sea necesario. El entrenamiento siempre comienza con un calentamiento general, a menudo en forma de un ligero trote, y termina con diez o quince minutos de recuperación y estiramiento, durante los cuales irá disminuyendo gradualmente el ejercicio físico y, por tanto, el ritmo cardíaco.


Los beneficios de la actividad deportiva en la salud física

Más allá de las mejoras obvias en el rendimiento atlético y el estado físico, el ejercicio regular es increíblemente efectivo en la prevención de muchas enfermedades crónicas, cardiovasculares y degenerativas.

Un vector eficaz en la lucha contra las enfermedades cardiovasculares
La actividad física regular mejora y regula el funcionamiento del sistema cardíaco, reduciendo drásticamente todos los factores de riesgo cardiovascular:

  • Puede reducir la presión arterial alta hasta en un 50%.
  • Aumenta el nivel de colesterol «bueno».
  • Interviene en la vasodilatación de los vasos, para mejorar la circulación de la sangre.
  • Regula los niveles de azúcar en la sangre, reduciendo así el riesgo de diabetes.
  • Con el tiempo, contribuye a que el corazón sea más resistente y menos cansado durante el ejercicio.
  • Un efecto anticancerígeno

Numerosos estudios científicos han revelado la acción preventiva de la actividad deportiva contra ciertos tipos de cáncer. En particular, hay una reducción del 18% del riesgo de cáncer de colon y del 21% del riesgo de cáncer de mama en las mujeres posmenopáusicas.

Más allá del aspecto preventivo, el deporte también permite a los pacientes de cáncer mantener una buena condición física, en particular en términos de masa muscular, que puede desempeñar un papel positivo en la resistencia al tratamiento y el proceso de curación.


Un medio eficaz para combatir el sobrepeso y la obesidad

Cuidado, la obesidad sigue siendo una patología que requiere atención médica, y no se trata aquí de afirmar que el deporte puede prevenir la obesidad o el sobrepeso. Sin embargo, es una actividad ampliamente prescrita por los terapeutas, además de un tratamiento adaptado, para acompañar a los pacientes en el camino de la recuperación.

En general, la actividad física sigue siendo ideal para pequeñas pérdidas de peso, y la preservación del peso en forma, con el objetivo de obtener una figura más delgada y tonificada. Si desea adelgazar, debe preferir los deportes cardiovasculares como la natación, la elíptica o la carrera. Por otro lado, si prefieres fortalecer tus músculos, actividades como el baile, el pilates o el aeróbic te irán mejor.

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator

Valora este artículo

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.*

    cuatro × tres =

    ¡Bienvenid@! Portal Bienestar utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario.
    Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies