Categorías

Most Popular

Consejos para controlar el estrés antes de la boda

Consejos para controlar el estrés antes de la boda

[ ✍🏻 Enviado por: VIVIANA TUESTA ]


Cómo manejar el estrés pre matrimonial

Casarse es sin duda un momento emotivo y estresante para casi todos. Desde la presión social hasta el drama, por no hablar de todo lo relacionado con temas económicos, es fácil sentirte abrumada. De hecho, el matrimonio ha sido inflado en todas nuestras mentes, especialmente para las mujeres.

  • En primer lugar, debido a los cuentos de hadas con los que todos hemos crecido, especialmente las historias del príncipe azul. Este mensaje subconsciente puede poner más peso y presión en lo que ya es un momento importante en tu vida.
  • En segundo lugar, históricamente, casarse era el pináculo de la vida de una mujer y su pareja definía su identidad. Ciertamente, este ya no es el caso, pero persiste subconscientemente y crea una presión adicional.

Cuando combinas esta noción de cuento de hadas con las presiones reales sobre las finanzas y ambas familias, da como resultado una gran ansiedad. Es importante recordar que lo que realmente importa es tu relación, en lugar de centrarte en los detalles necesarios para una boda perfecta, pon todas tus energías en la preparación de una vida matrimonial fantástica.

A continuación, te ofrecemos algunos consejos para manejar el estrés antes de tu boda:

Cómo manejar el estrés pre matrimonial


Toma distancia de la situación

En primer lugar, tienes que saber que no estás sola. Todas las parejas lidian con la ansiedad sobre la planificación de su boda de alguna manera.

Distanciarte y recurrir a los servicios externos de un wedding planner te ayudará a restar importancia sobre la situación y esto es una buena forma de reducir el estrés.


Escribir ayuda a aliviar el estrés antes de la boda

A veces, estar a solas con tus pensamientos y ansiedades no es suficiente para aliviar tu mente, así que piensas que hablar con personas cercanas a ti aliviará tus dudas o pensamientos oscuros. No olvides que tus amigos, tu familia y, por supuesto, tu futura pareja serán tu principal apoyo.

Sin embargo, a veces quieres hablar, que te escuchen, pero hay ciertas palabras que no quieres oír. Como discursos, palabras tranquilizadoras sin sustancia. De hecho, aunque tus seres queridos tengan buenas intenciones, sus palabras no son necesariamente las que realmente necesitas escuchar.

Así que usa tu bolígrafo para aclarar tus pensamientos. Regálate un bonito cuaderno de boda para guardar todos tus pensamientos y siéntete libre de tachar, dibujar y lanzar palabras. Sentirás que tus ansiedades disminuyen a medida que avanzas.


Cuídate

Es cierto que la planificación de la boda puede ir en todas las direcciones, especialmente a medida que se acerca el gran día. Es importante que dediques tiempo para ti, puede ser un poco cada día, o un día entero a la semana.

Como primer paso, intenta realizar alguna actividad física que te guste. El ejercicio es, sin duda, una de las mejores formas de aliviar el estrés, así que sal a correr, apúntate a una clase de yoga o simplemente baila. Cualquier tipo de movimiento físico producirá endorfinas edificantes que te ayudarán a sentirte más positiva tanto en la mente como en el cuerpo.

¿Otra forma de cuidarte? Un buen baño caliente o un spa, solo o con tu pareja. Dedicar treinta minutos para ti en un buen baño caliente te ayudará a disipar cualquier estrés. Asegúrate de que el agua esté lo suficientemente caliente para relajar los músculos tensos y utiliza burbujas o sales de baño para añadir aromaterapia. Cuando te tumbes en la bañera, no te concentres en nada más que en inspirar y espirar: esto te dará un momento para recargarte por completo.


Disfruta del tiempo con tu pareja fuera del proceso de la planificación

Aunque vivas juntos y no estés ocupada planificando la boda todo el tiempo, es importante que toméis un tiempo juntos para relajaros y reconectar.

Planea una escapada romántica de fin de semana juntos, seguir viendo a los amigos y a la familia. Ten por norma, durante estos preciosos momentos, no hablar de los preparativos del gran día. Ten en cuenta que antes de ser novios, son una pareja que, como todos, a veces necesita estar en su propio mundo.

Disfruta del tiempo con tu pareja fuera del proceso de la planificación


Airea tu mente

Para dejarte llevar al 100% y tomar una profunda bocanada de aire fresco. No hay nada mejor que irte unos días a un lugar nuevo.

Una escapada romántica o un mini viaje por carretera con amigos es la mejor manera de desconectar. De este modo, podrás visitar nuevos lugares, conocer gente nueva y hablar de nuevos temas. Nada mejor para despejar la cabeza. Un momento de evasión antes del tan esperado gran día.

Cualquier estrés o ansiedad que sientas es normal. Este es un día que te ha costado mucho dinero y tiempo. Toda la atención estará puesta en ti, no es una situación fácil de manejar y quieres que todo sea perfecto.

Ya sea antes, durante o después de la boda, olvídate de la gente. Aunque tu círculo cercano de amigos y familiares es importante para ti, no son ellos con los que te vas a casar. Concéntrate en tu ser querido y en tu futuro.

4.5/5 - (22 votos)

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.*

    tres × 2 =

    ¡Bienvenid@! Portal Bienestar utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario.
    Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies