Categorías

Most Popular

La edad que sientes, no siempre coincide con tu edad real

La edad que sientes significa mas que tu fecha de nacimiento real

[ 👤 Enviado por: Verónica Rodríguez ]


La mayoría de la gente se siente más joven o más vieja de lo que realmente es, y esta «edad subjetiva» tiene un gran efecto en la salud física y mental.

Imagina, por un momento, que no tuvieras un certificado de nacimiento y que tu edad se basara simplemente en la forma en que te sientes por dentro. ¿Qué edad dirías que tienes?

Al igual que tu altura o tu talla de zapatos, el número de años que han pasado desde que entraste en el mundo es un hecho inmutable. Pero la experiencia diaria sugiere que a menudo no experimentamos el envejecimiento de la misma manera, con muchas personas sintiéndose más viejas o más jóvenes de lo que realmente son.

Los científicos están cada vez más interesados en esta cualidad. Están descubriendo que la «edad subjetiva» puede ser esencial para entender las razones por las que algunas personas parecen florecer a medida que envejecen, mientras que otras se desvanecen.

«La medida en que las personas mayores se sienten mucho más jóvenes de lo que son puede determinar importantes decisiones cotidianas o de la vida para lo que harán a continuación».

La importancia no termina ahí. Varios estudios han demostrado incluso que la edad subjetiva también puede predecir varios resultados importantes para la salud, incluyendo su riesgo de muerte.

Dados estos tentadores resultados, muchos investigadores están intentando ahora desentrañar los numerosos factores biológicos, psicológicos y sociales que conforman la experiencia individual del envejecimiento, y cómo este conocimiento podría ayudar a vivir una vida más larga y saludable.

 

La edad que sientes significa más que tu fecha de nacimiento realEsta nueva comprensión del proceso de envejecimiento ha estado en proceso de elaboración durante décadas. Algunos de los primeros estudios que trazaron la brecha entre la edad sentida y la cronológica aparecieron en los años 70 y 80.

Ese goteo de interés inicial se ha convertido ahora en una inundación. Un torrente de nuevos estudios durante los últimos 10 años ha explorado las posibles consecuencias psicológicas y fisiológicas de esta discrepancia.

Tener una edad subjetiva más baja no nos deja congelados en un estado de inmadurez permanente

Es interesante, sin embargo, que las personas con edades subjetivas más jóvenes también se volvieron más conscientes y menos neuróticos, cambios positivos que vienen con el envejecimiento normal. Así que todavía parecen ganar la sabiduría que viene con una mayor experiencia de vida. Pero no a costa de la energía y la exuberancia de la juventud. No es que tener una edad subjetiva más baja nos deje congelados en un estado de inmadurez permanente.

Sentirse más joven que la edad también parece venir con un menor riesgo de depresión y un mayor bienestar mental a medida que envejecemos. También significa una mejor salud física, incluyendo el riesgo de demencia, y menos posibilidades de ser hospitalizado por enfermedad.

La mayoría de las personas se sentían unos ocho años más jóvenes que la edad cronológica real. Pero algunos sentían que habían envejecido, y las consecuencias eran graves.

Sentirse entre 8 y 13 años mayor que la edad real resultó en un riesgo de 25% mayor de muerte durante los períodos de estudio, y una mayor carga de enfermedad, incluso cuando se controla por otros factores demográficos como la educación, la raza o el estado civil.

Hay muchas razones por las que la edad subjetiva dice tanto sobre la salud. Puede ser un resultado directo de los cambios de personalidad que la acompañan, con una edad subjetiva más baja que significa que tú debes disfrutar de una mayor gama de actividades (como viajar o aprender un nuevo hobby) a medida que envejece. «Los estudios han encontrado, por ejemplo, que la edad subjetiva predice los patrones de actividad física«.

Pero el mecanismo que vincula el bienestar físico y mental con la edad subjetiva casi seguro que actúa en ambas direcciones. Si te sientes deprimido, olvidadizo y físicamente vulnerable, es probable que te sientas más viejo. El resultado podría ser un círculo vicioso, con factores psicológicos y fisiológicos que contribuyen a una edad subjetiva más alta y a una peor salud, lo que nos hace sentir aún más viejos y vulnerables.

Dicho de otra manera: tu edad subjetiva puede predecir mejor tu salud que la fecha de tu certificado de nacimiento.

Con esto en mente, muchos científicos están tratando de identificar los factores sociales y psicológicos que pueden dar forma a este complejo proceso.

4.9/5 - (51 votos)

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.*

    diecisiete − 6 =

    ¡Bienvenid@! Portal Bienestar utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario.
    Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies