Categorías

Most Popular

Los mejores 10 consejos para el bienestar diario

[ 👤 Enviado por: José Cordero ]


Aquí hay 10 ideas simples y efectivas para tu bienestar físico y mental diario:

  • Bebe mucha agua: El agua caliente con limón, jengibre o infusiones de hierbas son preferibles al té y al café.
  • Come verduras y frutas frescas: Evita los alimentos enlatados, preparados y congelados, así como los productos industriales que requieren más trabajo para tu sistema digestivo y son nutricionalmente pobres.
  • Camina, usa las escaleras en lugar del ascensor: Salta unos minutos en el lugar para activar y desintoxicar tu sistema linfático.
  • Relájate un momento: Tomar un micro descanso. Desacelera unos momentos y observa tu respiración, tus pasos, tus gestos…
  • Escucha a tu cuerpo: Escucha la sabiduría del cuerpo que sabe lo que es correcto para ti. Tómate tiempo para interiorizar, para observarte a sí mismo, para meditar.
  • Sonríe delante de un espejo: Sonríe lo más ampliamente posible, exagera, activa tus músculos cigomáticos 10 veces para estimular positivamente tu cerebro.
  • Concéntrate en lo que conecta, no en lo que separa: Conectar con la naturaleza, estar lo más posible en contacto con el suelo, la tierra, sentir el vínculo de interdependencia entre todos los seres vivos.
  • Consume los medios de comunicación y la televisión con moderación: Limítate a la información esencial, encuentra más fuentes de nutrición para la mente. El bombardeo constante de la mente con imágenes, sonidos e información perturba el sistema nervioso y refuerza la agitación mental.
  • Vivir en un ambiente de apoyo, en línea con tus valores: Como dijo Gandhi: «Sé el cambio que quieres ver en el mundo«. A través de la resistencia pacífica, Gandhi encarnó el concepto yóguico de ahimsa, que se traduce en la no violencia hacia los demás y hacia uno mismo.
  • Conéctate con amigos, comparte, ríe, celebra juntos: Finalmente estar en el sentimiento de gratitud ayuda a conectar con los sentimientos positivos.

Aquí hay una breve meditación de gratitud

  1. Primero, siéntate en una posición cómoda, en el suelo o en una silla, con la columna vertebral recta.
  2. Una vez que te sientas cómodo, inhala y exhala profundamente varias veces.
  3. Entonces observa tu respiración tal como es, sin tratar de cambiarla. ¿Puedes notar si tu inhalación es más larga que tu exhalación o viceversa?
  4. Ahora empieza a igualar tu inhalación y exhalación para que tengan el mismo ritmo. Si, por ejemplo, tus inhalaciones son más largas, alargue tus exhalaciones en silencio.

Aqui hay una breve meditacion de gratitud

Gratitud por tus cinco sentidos

  • Entonces enfoca tu atención en tus oídos y en lo que escuchas: Agradece tus oídos que funcionan bien y te permiten escuchar las voces y las risas de tus seres queridos, música hermosa…
  • Ahora concéntrate en tu nariz y en tu sentido del olfato: Agradece que tu sistema olfativo te permite oler las fragancias y los olores que te gustan.
  • Ahora ofrece toda tu gratitud a tus papilas gustativas: a tu lengua y a tu boca para que puedas probar los muchos alimentos y disfrutar de todos los sabores del mundo.
  • Ahora observa lo que sientes a través de tu piel: la temperatura del aire, la textura de la ropa, materiales agradables a tu alcance.
  • Y ahora da las gracias a tus ojos: Manteniendo los ojos cerrados, envía ondas de gratitud a tus ojos para que puedas ver el mundo que te rodea, la naturaleza, las sonrisas, la belleza…
  • Respira profundamente y nota lo que sientes en tu corazón: Disfruta al máximo de tus cinco sentidos y conéctate con un sentimiento de gratitud en tu corazón.

La gratitud a las personas importantes en tu vida

Luego, piensa en alguien en tu vida a quien amas: Imagina a esa persona sentada frente a ti. Míralos sonriendo y, a través de tu corazón, agradéceles por estar en tu vida. Repite esto con toda la gente que quieras. Imagina a tus seres queridos y cúbrelos de amor, simplemente porque existen.

Piensa en alguien que te haya facilitado la vida o que te haya mostrado el camino. Agradézcale a él o a ella todo lo que han hecho para ayudarte.

Finalmente, respira profundamente y reúne a todos los que están en tu vida en tu corazón y dales las gracias.


Agradecimiento por tu comodidad material

Ahora agradece la casa en la que vives y todas las comodidades que ofrece para protegerte y mantenerte a salvo. Agradece el agua corriente en tu cocina y baño, la electricidad para la calefacción, la iluminación, la cocina,…

Aprecia todas tus posesiones materiales, tu ropa, tus libros y todos tus artículos comprados, tu abundancia.

Ahora presta atención a los objetos a los que estás apegado/a, como joyas especiales. Agradece tus posesiones que tienen un significado especial para ti, aprecia los recuerdos que guardan.


Gratitud por el momento actual

Respira profundamente y conéctate en este mismo momento. Abre los ojos, mira a tu alrededor y ofrece tu gratitud por cualquier cosa que te permita meditar tranquilamente en este momento.

Agradece todo lo que tienes: tu salud, tus habilidades físicas, tu buena condición de vida…

Entonces respira profundamente y sonríe: Lleva tus manos al corazón como si estuvieras haciendo una oración y termina tu meditación con este gesto. Observa cómo te sientes y disfruta de esta gratitud.

 

4.9/5 - (49 votos)

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.*

    tres × 3 =

    ¡Bienvenid@! Portal Bienestar utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario.
    Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies