Categorías

Most Popular

Señales de tu hogar cuando necesita una reforma

Señales de tu hogar cuando necesita una reforma

Consejos para reformar tu vivienda

Cuando compras tu primera casa, todo parece perfecto. Con el tiempo, vives en él, construyes tu familia, tu entorno y un refugio al que llamas hogar. Con el paso de los años, tu vivienda va evolucionando y, aunque sea sutil, puede envejecer rápidamente.

Incluso si algunos signos son menos evidentes que otros, cuando se reflexiona un poco sobre ellos, rápidamente te das cuenta de que podría ser el momento de dar a tu hogar un mejor aspecto.

Hemos recurrido a una de las mejores empresas de reformas integrales y nos ofrecen en este artículo algunas señales que pueden ayudarte a centrar tus prioridades en cuanto a la reforma de tu hogar.


Algunas señales en el aspecto físico

El techo parece frágil

Tener un techo estructuralmente sólido es esencial para mantener el interior de tu casa cómodo, cálido y seco. Por supuesto, el tejado está expuesto a diversos elementos exteriores, como la lluvia, el granizo, el sol y la nieve. Por este motivo, la longevidad del techo no superará probablemente los 20 años, aunque esto también depende del material de revestimiento.

Aunque la vida útil del tejado puede variar entre 5 y 20 años y todo parece estar bien desde el exterior, esto no significa que no haya problemas internos o externos. Si después de unas cuantas tormentas y varios inviernos observas un debilitamiento del techo como: pérdida de tejas, filtraciones de agua, hundimiento, etc., son algunos de los signos que hay que tener en cuenta.

El techo parece frágilSignos de desgaste

Si tu techo es de tejas y has notado que algunas de ellas se están curvando, puede ser una señal de que necesita una reforma.

El techo puede mostrar signos de curvatura de dos maneras diferentes: un rizo es lo que sucede cuando los bordes de las tejas se levantan y abultamientos que hace que los bordes sigan en su lugar, pero el centro empieza a levantarse. Si notas alguna de estas señales, es bastante obvio que necesitas dar el siguiente paso.

Las tejas rizadas suelen ser una señal de que el agua se está filtrando por debajo de su superficie y, dependiendo de la magnitud del problema, tendrás que recurrir a expertos en reformas integrales para su sustitución.

Las tejas agrietadas o faltantes son otra señal de que puedes necesitar realizar una reforma integral en tu techo. Una o dos tejas pueden sustituirse fácilmente, pero no siempre es posible garantizar que los colores de las tejas coincidan. Sin embargo, si las tejas agrietadas o faltantes no están aisladas en una sección del tejado y están dispersas por todo el tejado, es una señal de que hay un problema más grave.

Las grietas que se producen en varios lugares son un problema que hay que solucionar y es probable que haya que sustituir todo el tejado.

El crecimiento de musgo o algas no es necesariamente una razón para entrar en pánico y volver a techar todo el tejado. Se trata más bien de una cuestión estética, aunque es posible que quieras reformar todo el techo porque no te guste su aspecto. En cualquier caso, sugerimos que no intentes tomar el problema en tus propias manos, ya que fregar o limpiar el material sólo hará que se deteriore y se dañe más.

Si tu techo se hunde, no hace falta ser un experto para reconocer que se trata de un problema grave y, sobre todo, estructural. En el peor de los casos, también puede ser una señal de que existe un problema de cimentación. Esto no significa necesariamente que tu o tu familia estén en peligro inminente, pero si no haces nada para remediar la situación, ésta podría empeorar.

Problemas que pueden surgir si no reformas el techo:

– Eficiencia energética: Una casa con un techo deteriorado afectará en gran medida su aislamiento.

– Seguridad: Para garantizar la seguridad de los miembros de tu familia, es extremadamente importante reformar tu tejado si observas alguno de los problemas mencionados anteriormente.


Suelos en mal estado

Tanto si se trata de una vivienda unifamiliar como si vives en un piso, los suelos no son inmunes al desgaste del tiempo. Los materiales naturales como la madera pueden estropearse con el paso de los años, ya sea por la cantidad de muebles que has movido, por los arañazos de los animales, etc.

Suelos en mal estadoSuelos de madera

La madera es uno de los materiales preferidos para los suelos, sobre todo por su aspecto, que se adapta a cualquier estilo de decoración. Hay diferentes tipos de madera, cada uno con sus propias características, ventajas e inconvenientes.

Entre las opciones más conocidas y utilizadas están el roble, el arce y el abedul. La madera que procede de árboles frondosos suele dar al suelo un aspecto más convencional. Si eliges madera de coníferas, como el abeto, conseguirás un aspecto más campestre. Otros árboles utilizados para el suelo son el cerezo, el nogal y el fresno, por nombrar algunos.

Para presupuestos más elevados, también puede optar por opciones más exóticas como la caoba, por ejemplo. Una vez más, todo es cuestión de gustos.

Otra opción interesante y ecológica es el bambú. Aunque no se considera un árbol como tal, su dureza y resistencia son iguales a las de otros tipos de madera, también está libre de alérgenos.


Suelos de piedra, hormigón y cerámica

La piedra y la cerámica suelen utilizarse en zonas en las que el suelo debe ser muy resistente, como la cocina y el baño.

Los expertos en reformas integrales nos ofrecen algunas ventajas de estos tipos de suelos:

– Gran resistencia

– Fácil mantenimiento

– Variedad de formatos, formas y colores

– Diferentes tipos de acabados


Vinilo y linóleo

Aunque los suelos de vinilo y linóleo se consideran anticuados desde hace tiempo, vuelven a estar de moda gracias a las nuevas tecnologías que hacen que estos materiales sean más duraderos y ecológicos.

El vinilo, conocido como «linóleo», es flexible, se adapta a las curvas de un subsuelo imperfecto y puede realizarse sin costuras visibles. Es ideal para instalar directamente sobre una variedad de sustratos, incluyendo el hormigón, la madera o el suelo de vinilo existente. Es duradero y resiste bien las diferentes condiciones de temperatura y humedad: una gran elección para una cocina, un baño o una habitación familiar.

Al igual que las baldosas de vinilo, el linóleo se vende en diferentes grosores y en multitud de diseños que pueden imitar la madera, la cerámica, la piedra natural, el corcho, etc.


Te das cuenta de que te estás quedando sin espacio

Especialmente en el caso de las familias que crecen, es posible que llegue un momento en el que no haya suficiente espacio en el hogar para todos. Revisa tu hogar y comprueba si estás aprovechando todo el potencial de tu vivienda, de lo contrario puedes planificar para realizar una ampliación.

Te das cuenta de que te estás quedando sin espacio


La fontanería está envejeciendo

Es un hecho bien conocido de las casas antiguas: la fontanería no envejece bien y se deteriora fácilmente con las estaciones. Más aún si se trata de comprar una casa antigua, en la que inevitablemente habrá que revisar la fontanería.

Algunos problemas de fontanería comunes:

– Los grifos tienen fugas

– Baños y sanitarios atascados

– Presión de agua muy baja

– Desagües obstruidos

– Calentador de agua deficiente


El revestimiento exterior está dañado

El exterior o fachada de tu casa está constantemente expuesto a los elementos de las estaciones. Ya sea de ladrillo, vinilo, madera o canexel, su revestimiento no es seguro y podría deteriorarse con el tiempo.

El revestimiento exterior está dañado


Encontrar moho

Si tu aislamiento parece estar débil es posible que la humedad se esté acumulando en las paredes, lo que provoca la aparición de moho en las zonas más afectadas. Este es un indicador que es muy importante y tratarse rápidamente para no afectar tu salud.

Los materiales orgánicos de una casa, como la madera, los paneles de yeso y el polvo en contacto con el agua o la humedad durante más de 48 horas, se convierten en un caldo de cultivo para el moho. Ten en cuenta que una buena ventilación puede secar la humedad, pero una vez que aparece el moho, crece rápidamente.

El moho son hongos naturales invisibles a simple vista. Las corrientes de aire, los seres humanos y los animales domésticos los transportan a los hogares.

Encontrar mohoCómo reconocer el moho

Siempre que haya zonas húmedas o mal ventiladas en tu casa, puedes encontrar moho. Aparece en forma de manchas de color verde claro a negro y deja depósitos esponjosos o pulverulentos en paredes, techos, alfombras, alrededor de las ventanas y en los armarios, además tienen un olor a humedad o a tierra.

¿Qué hay que hacer si se detecta moho?

Cuando el moho está presente, se debe inspeccionar la vivienda, para buscar de dónde procede la humedad y realizar pequeñas reparaciones o trabajos de mantenimiento para corregir las fugas, como opción puede contactar con un profesional cualificado para realizar las reparaciones necesarias para evitar cualquier problema importante.

4.4/5 - (21 votos)

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.*

    ocho − 2 =

    ¡Bienvenid@! Portal Bienestar utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario.
    Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies