Categorías

Most Popular

Mantener la salud del suelo pélvico

mantener la salud del suelo pelvico

[ 👤 Enviado por: BTL España ]


El dolor pélvico es común, afectando a casi un tercio de las mujeres, y puede ser el resultado de calambres menstruales, endometriosis, fibromas uterinos o debilidad muscular.

Cuando el dolor pélvico es causado por la tensión de los músculos del suelo pélvico, también pueden aparecer síntomas urinarios.  Aunque puede resultar incómodo hablar del dolor pélvico y/o de los síntomas urinarios con su obstetra/ginecólogo, es importante identificar la causa y comenzar el tratamiento si es necesario.

En algunos casos, es posible que pueda reducir los síntomas con ciertas modificaciones en el estilo de vida.

El ginecólogo/obstetra también puede recomendar la fisioterapia para fortalecer los músculos debilitados del suelo pélvico. La fisioterapia también puede ayudar a reducir el dolor pélvico al relajar los músculos sobre-contratados para proporcionar alivio de los síntomas y evitar que se desarrollen problemas de salud pélvica más graves.

La mayoría de nosotros ha oído el término «suelo pélvico«, pero puede que no sepas lo que hace realmente el suelo pélvico.

El suelo pélvico es un grupo de músculos en forma de cabestrillo que sostiene la columna vertebral, la pelvis y los órganos reproductivos, incluidos la vejiga, el colon y el recto. Estos músculos se expanden y contraen para ayudar a detener e iniciar el flujo de orina y heces, así como para promover el paso de los gases.

Con el tiempo, o durante ciertas actividades, los músculos del suelo pélvico pueden debilitarse.

En las mujeres, esto es más común durante el embarazo y después del parto. Las mujeres que han tenido partos vaginales múltiples o que han dado a luz a bebés que pesan más de 4 kilos corren un riesgo aún mayor.

Otros factores pueden contribuir al debilitamiento de los músculos del suelo pélvico, entre ellos:

  • Los músculos del suelo pélvico se debilitan naturalmente con la edad.
  • Estreñimiento.
  • El esfuerzo repetido para ir al baño puede afectar a los músculos del suelo pélvico.
  • Tos crónica.
  • Si tiene dificultades pulmonares o respiratorias como el asma, el enfisema o la bronquitis recurrente, corre un mayor riesgo.

Factores genéticos

Las condiciones de salud relacionadas con la pelvis suelen ser hereditarias.

 

factores geneticosLevantamiento de cargas pesadas

Los trabajos o pasatiempos que requieren levantar objetos pesados con frecuencia pueden causar tensión pélvica y de la espalda, debilitando los músculos del suelo pélvico con el tiempo.

Ejercicio de alto impacto

Participar regularmente en actividades de alto impacto, como el baloncesto o correr, puede aumentar el riesgo.

Peso

El sobrepeso o la obesidad, en especial el peso extra en el abdomen, pueden causar tensión en los músculos del suelo pélvico.

Los signos que indican que los músculos del suelo pélvico pueden necesitar ser reforzados incluyen:

  • Una sensación de pesadez o presión en el área pélvica.
  • Falta de control de la vejiga y/o los intestinos.
  • Fuga de orina con esfuerzo físico o durante actividades como toser, estornudar y reírse.
  • Aumento de la frecuencia y/o urgencia de orinar.

Si tiene síntomas relacionados con el suelo pélvico, tu ginecólogo obstetra puede ayudarte a desarrollar un plan de tratamiento para fortalecer los músculos del suelo pélvico y tratar los síntomas asociados.

Ciertas modificaciones en el estilo de vida pueden reducir el riesgo y proporcionar un alivio de los síntomas, por ejemplo:

  • Evitar el levantamiento de objetos pesados.
  • Consumir cantidades adecuadas de líquidos y fibra cada día para tratar el estreñimiento crónico.
  • Llevar una dieta equilibrada para ayudar a mantener un peso saludable y apoyar los hábitos intestinales saludables.
  • Vaciar la vejiga con regularidad (intente usar el baño cada dos o cuatro horas).
  • Hacer ejercicio regularmente.
  • No fumar, ya que provoca problemas respiratorios, incluida la tos crónica.
  • Limitar el consumo de alcohol y cafeína.
  • Fortalecer los músculos del suelo pélvico con los ejercicios de Kegel.

Además, tu obstetra/ginecólogo puede recomendar la fisioterapia para aprender ejercicios y técnicas que puede utilizar para fortalecer el suelo pélvico y los músculos circundantes.

Es importante mantener el suelo pélvico fuerte para evitar que se desarrollen enfermedades como la incontinencia urinaria y el prolapso de órganos pélvicos (POP).

Hay fisioterapeutas especialmente capacitados para la salud de la mujer que te ayudarán a mejorar la flexibilidad y la coordinación de estos músculos, proporcionando una mejor estabilidad del suelo pélvico. Ofrecen varios servicios de salud pélvica, entre ellos:

Técnicas de postura y cuidado infantil

  • Estar atenta a tu postura y aprender utilizar tu columna vertebral neutra puede ayudar a minimizar (o prevenir) el dolor pélvico y de espalda.
  • Presta atención a tu postura cuando realices ciertas actividades como empujar un cochecito, llevar un asiento de coche y levantarte de la cama.
  • Tu terapeuta puede recomendarte maneras de reducir la incomodidad con las modificaciones de la actividad, como usar una mochila en lugar de una bolsa de pañales o colocar una bañera para bebés en un lavabo o en un mostrador.
4.9/5 - (15 votos)

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo no será publicada.*

    dos × 1 =

    ¡Bienvenid@! Portal Bienestar utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario.
    Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies